miércoles, 12 de septiembre de 2012

RIVIERA MAYA I


COBA, TULUM, CENOTE DOS OJOS, AKUMAL

En la Riviera Maya es muy habitual tener más cosas para ver que días disponibles... Por eso, las excursiones se tienen que programar al detalle. hay que usar el despertador, hay que estudiar los horarios, hay que descartar las siestas y aun así no se llega a ver todo lo que uno pretende.  

Después de un primer día de descanso en el hotel para aclimatarnos al jet lag, la primera excursión se presenta muy intensa... llevamos una planificación detallada desde casa para aprovechar el tiempo al máximo.

En el parking del hotel nos espera un 4X4. Un Jeep Wrangler. Lo hemos alquilado para un par de días.
Salimos muy temprano para llegar a Coba a las 8h de la mañana. De esta forma podemos ser de los primeros en entrar, evitar colas, hacer las fotos a placer y, lo mejor de todo, subir a la pirámide prácticamente solos. Uff! Que experiencia!




Nosotros tenemos claro que nos espera un caluroso y largo día por delante repleto de actividades, así que no nos lo pesamos y a la entrada de Cobá alquilamos unas bicis para hacer el recorrido más ameno y descansado...




Las bicis son más viejas que Maria Castaña y a penas frenan, pero todo el recorrido es plano y no presenta ninguna dificultad. Nosotros nos lo pasamos genial!







Durante los 2 kms. de recorrido se pueden ver entre otras construcciones el Templo de las Iglesias.




Y el famoso juego de pelota.




Después de 2 kms. que en bici se hacen como nada, llegamos a la pirámide de Nohoch Mul. Y aunque no lo parece, supera en altura a la de Chichen Itzá. Mide 42 mts de altura.



Pues nada, a sudar se ha dicho que ahora toca subir hasta arriba. Suerte que el esfuerzo merece la pena. La vista es increíble! La selva se extiende hasta donde alcanza la vista.

Podemos estar contentos de que el madrugón a merecido la pena, porque hemos estado a nuestras anchas y sin agobios. Al salir ya vemos llegar a varios autobuses rebosantes de turistas. Ellos no tendrán la misma suerte!

Siguiente parada: TULUM.
Aquí ya tenemos el cuerpo hecho a encontrarnos con la masificación. Y vaya si acertamos!! Hay gente hasta debajo de las piedras. Pero bueno, nosotros a lo nuestro. Recorrer el complejo, acumular calor bajo el sol abrasador y hacer muchas fotos...








No se porque, pero siempre intento hacer la "foto característica" de todos los lugares que visito. Esa típica foto que se ve en todos los catálogos, pero esta vez ha sido imposible. La localización que es lo más difícil de encontrar no ha sido el problema, no. Hay tanta y tanta gente que parece más un "Donde esta Wally" que un paraje paradisiaco del Caribe. Así que desisto y prefiero gastar el tiempo en algo que me muero de ganas de hacer... Bañarme en el Caribe. Y es que aunque ayer ya metí los pies en el azul más bonito que mis ojos han visto nunca, aún no me he sumergido entera y ya toca.

Después de casi dos horas de pasear bajo un intenso calor, el baño en Tulum es algo irrepetible!


Aunque aún hay restos de "Ernesto" y hay oleaje, nos regalamos el primero de los baños Caribeños!
Claro que no será el último...
Después de comer, nos ponemos en marcha hacia un cenote que no deja indiferente.

 El cenote dos ojos.
Aquí nos hacemos una única foto familiar (que además sale desenfocada) y nos ponemos en marcha. Tenemos unas ganas locas!
Es el primer cenote que visitamos y lo hacemos con Celio. El guia que nos llevará a hacer el recorrido que dura sobre una hora y media.
El vídeo es de muy mala calidad porque no hay luz, apenas nos iluminamos el camino con pequeñas linternas!




Salimos encantados con la experiencia!
Hemos puesto el listón muy alto y aún nos queda por visitar la playa de Akumal.

Es otro paraíso que nos ofrece el Caribe. Aquí acabará nuestra excursión de hoy, así que no hay prisa, queremos relajamos en la arena y disfrutar del ambiente.


Nos encontramos con el agua de un color precioso y una arena blanca impresionantemente fina. De esa que no te quitas ni duchandote durante un mes seguido.


Pero "Ernesto" nos la ha jugado bien! El agua no está nada transparente. La arena tarda varios días en volver al fondo y es muy posible que no podamos ver ninguna tortuga. Aún así hay que probarlo...

Nos metemos en el agua con nuestro equipo de snorkel y allá que vamos en busca de alguna tortuga caguama...

Tampoco tenemos ninguna foto, pero si un vídeo!


No se puede describir la sensación, hay que vivirlo!


La verdad es que este primer día a salido a pedir de boca... esperemos que el resto vaya igual!

...
Más entradas de la Riviera Maya:
Riviera Maya (prólogo)
Punta Allen
Isla Mujeres



No hay comentarios: