lunes, 24 de septiembre de 2012

RIVIERA MAYA II


PUNTA ALLEN
Lo más parecido al paraíso de este viaje.


A 50 kms al sur de Tulum, Punta Allen es un saliente de tierra que está rodeado de agua por ambos lados. Forma parte de la Reserva de la Biósfera de Sian Ka'an.

Es una excursión que no queremos perdernos, así que vuelta al madrugón. Hoy toca levantarse antes de las 7h para coger nuestro Wrangler y poder llegar a una hora razonable a Punta Allen.  La idea es hacer un tour de 3h en una lancha que además incluye snorkel. Todo estaba plenamente preparado y organizado desde casa. Todo menos la llegada de nuestro ya amigo "Ernesto".

Ayer pudimos hacer nuestra ruta por algunas ruinas sin problemas. Hoy en cambio, la cosa pinta arriesgada. El huracán dió de pleno en la parte sur de Tulum, es decir, en Punta Allen.

 La carretera que lleva desde Tulum hasta Punta Allen ya suele estar en malas condiciones, añadele los destrozos que provoca un huracán...
Pero nosotros, aventureros que somos. Nos decidimos a probar suerte...

Al llegar a la carretera, nos advierten de que el camino está imposible. No se puede circular. Solo hay una única alternativa. Entrar por Felipe Carrillo Puerto a unos 100 kms más al sur. Y después tomar la carretera de la muerte. Nada más y nada menos que 67 kms abriendonos paso entre la selva. Por un camino en el que tienes que ir rezando a los Dioses Mayas para que se apiaden de ti y no te manden un coche en sentido contrario... porque en la mayor parte del recorrido, dos coches no pasan!




Que hacemos? Pues de perdidos, al río.
Nos adentramos en la espesa selva a sabiendas de ir a ciegas. No tenemos claro que hay al final del camino, puesto que nos hemos salido de la planificación inicial!

Después de algo más de 2 horas por un camino angosto (me recuerda a algún que otro relato biblico) llegamos al Playón.

Y que es el Playón?
Pues no es otra cosa que un descampado donde solo hay un pequeño muelle y un aparcamiento para los vigilantes que se acercan de tanto en tanto:

El muelle


Al final del camino solo está este descampado. No es más grande. Yo estoy haciendo la foto desde la orilla y lo que se ve al lado izquierdo es el camino que hemos traido. No hay nada más! Sí, miento, agua y más agua. Pero si no tienes una embarcación, "has begut oli". 

Y ahora me explico:
Resulta que antiguamente habia dos maneras de llegar a Punta Allen. Desde Tulum. Por un camino que llega justo al pueblo. Y desde Playón cogiendo una embarcación.
Este último camino se ha dejado de usar porque es mucho más largo y tiene el inconveniente de depender de alguna lancha. 

A nosotros, este último detallito nos lo han omitido al mencionarnos la opción 2!

Suerte que los Dioses Mayas se han portado bien. No solo no hemos encontrado ni un solo vehículo en sentido contrario (ahora ya entiendo el porque) sino que además en el Playón estaban los vigilantes. 

Muy amablemente nos invitan a subir a su embarcación para llegar a Punta Allen. Supuestamente encontraremos a alguién que nos traiga de vuelta...

Pues otra vez más, de perdidos al río.
Si me preguntan que es lo que más me a gustado de este viaje, respondo rápido y con plena seguridad:
"El rato de la lancha que nos acercó a Punta Allen"

Que color más bonito. Que paz. Que belleza... un paraíso en toda regla!



A medida que nos acercamos podemos ver el faro que marca el límite norte de la boca de la Bahía de la Ascensión. Y de ahí hasta pisar tierra firme es un momento.



Al llegar ya vemos los destrozos del huracán...

De todos los muelles, solo queda uno en pie. Es tan caribeño, tan idílico para un reportaje fotografico que pasamos un buen rato en él usandolo de escenario...



 Foto de Júlia Castillo (que ya mismo me supera haciendo fotos)


Después y viendo que el tema del tour es imposible porque el mar está revuelto y no vamos a ver gran cosa, optamos por pasar un rato en la playa antes de buscar a alguna alma caritativa que nos quiera acercar de nuevo al Playón...

Y es que aún con huracán incluido, las vistas de la playa nos dejan sin palabras!







 Finalmente, nos acercamos al muelle desde donde salen las lanchas de los tours y un chico muy amable nos regresa al punto de partida.




Por mi propia experiencia y aún sin hacer la parte más atractiva de la excursión no puedo dejar de recomendar Sian Ka'an. 

...
Más entradas de La Riviera Maya:



No hay comentarios: