miércoles, 10 de octubre de 2012

RIVIERA MAYA III


ISLA MUJERES


Es una pintoresca isla que se encuentra a unos 13 km cruzando la bahía desde Cancún. Sus aguas de un azul turquesa y templadas son habitat de tortugas y delfines.

No es una excursión díficil de hacer por libre, pero a nosotros nos apetece compartirla con un grupo, entre otras cosas, para economizar!

Cuando viajamos, tenemos por costumbre entrar en el foro los viajeros. En él hay una cantidad de información que no te la acabas...
Para visitar Isla Mujeres, hemos decidido contactar con Juan Carlos Hedding. Un taxista muy recomendado en el foro. Este es su mail por si os queréis poner en contacto con él: hjuancarlos@yahoo.com.mx.

Sin duda nos ha planificado un día perfecto! 

Después de recogernos en los diferentes hoteles en los que nos alojamos, nos ponemos en marcha hacia Puerto Juarez. Allí Juan Carlos ya ha tiene un lanchero que nos espera para cruzar la bahía.

Lo primero que hacemos es alquilar un carrito de golf para recorrer la Isla...



 El trayecto dura 1 hora aprox. Y los 4 pasajeros de nuestro vehículo nos vamos turnando para conducir. Que divertido!

 Durante el recorrido, vamos haciendo fotos de las peculiares fachadas... 



Y al llegar a la Punta Sur, paramos para disfrutar de las vistas. Esta parada es 100% recomendable!






De vuelta al centro de la Isla y un ratito para perderse entre sus calles y comprar algún diente de tiburón o cualquier otra cosa que se tercie...




No es el mejor lugar para comprar. En Chichen Itzá los precios son más bajos y hay mucha más variedad de artesanía. Pero si encuentras algo que te gusta, hay que regatear para conseguirlo!!
Nosotros empezamos a tener cierta práctica en tal menester!!

Después de algún peso mexicano gastado, es el momento de prepararse para hacer snorkel. Que ganas!!
Hasta ahora "Ernesto" nos ha fastidiado bastante y ya empieza a tocar! Nos metemos de nuevo en la lancha y vamos a un arrecife.  Con cientos de peces. Uaau!!

Y aquí no acaba la aventura de snorkelear, no. Después vamos a una playa donde la arena es blanca y el agua a penas cubre. Aquí volvemos a rodearnos de peces...




Yo podría haberme quedado mucho más rato, pero es verdad que el hambre empieza a llamar en nuestros estómagos... Es hora de comer. Pero antes, una turistada más. Una foto con el tiburón gato de recuerdo! (tengo que admitir que me ha gustado tocar el bicho, aún con aprensión incluida)

Volviendo a la comida, la mayoría hemos probado el riquísimo pez espada y como no, entre todo el grupo hemos decidido repartirnos cerca de 2 kg de langosta. Madre de Dios!! Ni decir cabe que he dejado la compostura a un lado y me la he comido con los dedos...

Sin apenas reposar la comida, es la hora de ver el tortugario. El lugar es cutre, no se parece ni por asomo a un Aqurium en condiciones de los que tenemos en España. Pero eso es lo que lo hace diferente y especial. A nosotros nos acompaña un niño de 10 años como guia (por desgracia, la explotación infantil en Mexico es algo que existe) y nos hace pasar un rato muy divertido!

De vuelta al muelle para regresar a cancún...



Ahora toca acabar el día en el Mercado 28.
Yo tengo una teoría respecto a este Mercado...
Como llegamos al final del día cuando los tenderos están a punto de recoger, es el mejor momento para regatear. En función de como les haya ido el día, estarán más o menos dispuestos a rebajarnos el precio.

Si no han vendido mucho durante el día, seguramente querrán salvar la venta con los últimos turistas. 
La idea es ir preguntando de tendero en tendero y ver si alguno está lo bastante desesperado como para ofrecernos un precio en condiciones... A nosotros nos ha funcionado con una talla de madera!!
Por probar, no perdéis nada.

Al final del día, después de que todo haya salido a las mil maravillas, nos despedimos de Juan Carlos y esperamos con ganas conocer a Tito, un amigo suyo que mañana nos acompañará en la última aventura en la Riviera Maya.


...
Más entradas de la Riviera Maya:
Riviera Maya (prólogo)
Coba, Tulum, Cenote Dos Ojos, Akumal
Punta Allen

No hay comentarios: