domingo, 28 de agosto de 2011

STAVANGER




El día más esperado de estas vacaciones... Stavanger.
Cuando hay un fiordo que ver, pero poco tiempo disponible de escala, solo queda ser una diestra buscadora de posibles opciones. Y señoras y señores, esa soy yo!

Gracias a un foro, supe de la existencia de una empresa que sobrevuela uno de los fiordos más conocidos de Noruega. El Lysefjord. Así que enseguida me puse manos a la obra para contratar una excursión. Tengo que hacer un inciso en este punto y agradecer a "mi niño grande" su paciencia por hacer de mediador idiomatico!

Unos pocos mails fueron suficientes para atar la visita aerea del impresionante fiordo dentro de un "robinson R44".

He subido en muchos transportes, y desde ahora ya puedo añadir uno más a la lista. Wowwwwwwwww, que experiencia!!


(Gracias Greta y Cote por esta foto que refleja mi alegria y fascinación por la aventura compartida)


A pesar de la lluvia inicial, la visibilidad es buena y no me importa que las fotos salgan moteadas. Priorizaremos la experiencia personal al recuerdo grafico. Que carajo!!



El clima es benevolo y enseguida para de llover. Es el momento ideal para disfrutar del paisaje repleto de islas.



Este fiordo se adentra 40kms. en la tierra, confinado entre escarpadas montañas pulidas por glaciares. En muchos lugares, la profundidad del agua que lo rodea es tanta como la altura de sus montañas.

Se hace más y más estrecho a medida que nos acercamos...


Y por fin, estamos sobrevolando el famoso "Preikestolen" (Pulpit Rock).
Desde el cielo se ve pequeñísimo y puede llegar a pasar desapercibido. Suerte que el piloto lo sabe y nos da un par de vueltas para contemplarlo de cerca. Es la parte más emocionante del viaje. Su giro alrededor del Pulpito con una inclinación tal que nos hace medio gritar!

En otras fotos que tengo, se ve incluso gente en el borde asomada en un precipicio de 700 mts. Increíble!

Hay algo que añadir a mi larga lista de lugares pendientes: Ascender al Pulpito andando. Lo tengo no claro, clarísimo, volveré!!


(si quereis jugar a buscarlo, os daré una pista: es el trozo de roca recto en forma de cuadrado en la cima)
La meseta superior mide unos 25x25 mts.


Una vez finaliza la visita del Lyse y su Pulpit Rock es el momento de dar un paseo por Stavanger. Una de las ciudades con más población de Noruega.
Empezamos por su casco antiguo llamado "Gamle Stavanger". Está compuesto por 173 casas de madera, todas ellas blancas, en un estado de conservación perfecto.





Después nos dirigimos al centro para ver el lago y la catedral. Aquí compartimos unos trozos de pan con gaviotas, que agradecidas posan para una foto de recuerdo.


Por último y para rematar el día, nos acercamos a un curioso parque que está justo al lado del museo del petróleo. Todo él esta construido con material petrolifero reciclado. es muy original.

En uno de los extremos del parque, hay un montón de boyas en el suelo que nosotros utilizamos en plan camas elásticas... La diversión está asegurada!!


El Miguel en bolas!! (chiste fácil al ver la foto)


Ya va siendo hora de ir al barco que toca cenar y ponerse guapo para el espectáculo nocturno que nos espera... mañana más.



Resto del viaje por etapas:


1 comentario:

manel dijo...

Acabo de conèixer el teu blog. Ha estat un plaer.