lunes, 27 de septiembre de 2010

UDAIPUR

UDAIPUR
(Ciudad del amanecer)


Esta ciudad de tonos crema y rosa, es para muchos la ciudad más romántica de la India.

Se asienta en un valle de los montes Aravalli. La ciudad está dominada por el enorme Palacio de la Ciudad con sus balcones, torres y cúpulas... este, a su vez, se situa junto al lago Pichola, en el medio del cual emerge el más famoso edificio de Udaipur, el Lake Palace (antiguo Palacio Real de verano) ahora convertido en uno de los hoteles más lujosos del mundo.

Estos edificios y otros, conviven con el bullicio de las calles del casco antiguo donde por ejemplo, se crea de forma espontanea un mercado que más que vender fruta, parece una pista americana llena de obstáculos imposibles de sortear... (gente, bicis, rischaws, vacas y sus excrementos, camellos con cargas exageradas, burros al más puro estilo "Juan Baldés" pero en lugar de café, llevan arena).


Hay poco tiempo y mucho que ver...
Empezamos por el monumento más carismático:



PALACIO DE LA CIUDAD



Es el complejo de palacios más grande del Rajasthan. Lugar donde vivieron los maharajás. Cada uno le agregó algo de más, por eso es tan grande.
Se podría describir como un fuerte medieval europeo con una fuerte influencia china.




Este Palacio me fascina. Tengo bastante con ir moviendo la cabeza hacia uno u otro lado, cada rincón tiene su particularidad... Así que a cada paso, en cada movimiento, en cada uno de esos rincones, voy abriendo los ojos como platos ante tal belleza.
Són verdaderos artistas combinando diferentes materiales. Hay puertas bellamente decoradas con marquetería, piedras semipreciosas, incrustaciones de mármol, plata, y porque no, también oro!!



Fotografiar arquitectura no es una de mis pasiones, así que me animo a escoger algunas ventanas que me llaman la atención...










Otro autorretrato para mi "personal colection"


Los pisos más altos del Palacio nos brindan panorámicas vistas de la ciudad y el lago...





LAKE PALACE HOTEL


En medio del lago Pichola, también conocido como el estanque de azucenas que tuvo un papel protagonista en la película Octopussy de James Bond, tenemos el espectacular hotel/restaurante.

Su fama le precede. Tiene el honor de estar entre los hoteles más lujosos del mundo. Quién se resiste ante la oportunidad de tener una romántica cena a la luz de unas velas y olor de pétalos de rosa??

Es de noche y ahí está, a nuestra espalda, el Palacio de la Ciudad iluminado con miles de luces que delimitan su contorno. Delante, tras bajar unas escaleras, nos espera una embarcación. El ambiente es perfecto, la temperatura agradable. A medida que nos acercamos, poco a poco se van enfocando las luces del Lake Palace ante nuestros ojos y al llegar, lujo, puro lujo...


De la cena, me quedo con el helado de pétalos de rosa, no por el sabor, sino por la originalidad. El resto, simple muy simple y pobre comparado con la extensa y deliciosa gastronomía española. Pero la experiencia es única y maravillosa!!


Udaipur no solo son Palacios lujosos...

Siguiente parada: Templo de Jagdish con una arquitectura recargadisima. Entro sin sacar la cámara de la funda (no se permite hacer fotografias). Me siento en el suelo y dedico un rato a la meditación y unos momentos después, me entretengo mirando el ritual de los fieles...


Otra de las visitas obligadas en Udaipur:


SAHELION KI BARI
(Jardin de las Doncellas)




Es un jardín ornamental construido por una melancólica princesa que adoraba la lluvia y utilizado como lugar de descanso y paseo para las damas de la corte.









Al salir del jardín, nos apetece mezclarnos nuevamente por las calles admirando las preciosas pinturas rajastanis que puedes encontrar a cada 20 metros y llegar a alguno de los mercados locales...











Callejeamos durante algo más de una hora y el impacto que me provoca es suficiente. Me mezclo entre sus gentes y me llevo unas cuantas sonrisas enlatadas como recuerdo en mi D-90.

Udaipur nos deja muy "buen sabor de boca", lo podrá superar Pushkar??



No hay comentarios: